Entradas

Mostrando entradas de 2014
Altibajos de soledad impones a cualquier banalidad, sollozante ante mi carcomiendo mi realidad,

Brutal espera, como tal vez la bestia de fuego espera la destrucción de la hipocrita humanidad,

Titilantes focos de esperanza que se asoman sin cesar, como cual luces de navidad,

Hundido en desolación se encuentra mi hedónica humanidad,

Transformando todo en desaires de frialdad, que conjugan verbos de impetuosa maldad,

Verseando a cada instante mi mente se va, buscando un auxilio de tan maldita oscuridad,

Suspiros de grandeza el cual me conlleva a mis aires de inferioridad, 

Sonidos, impresiones y estímulos a mis sentidos van, sin encender ninguna luz en mi humanidad,

Y seguiré a la espera de un triunfo que mi alma eche a volar. 

Extraño lo deseos, los anhelos, extraño los desvelos de muchas noches sin sueño, extraño tu voz, tus ojos, tu sonrisa, tu nariz, cada linea de expresión de tu cara tímida blanca, extraño incluso los malos recuerdos, las peleas y celos... Extraño hasta el tu olor de cabello.
Extraño la inspiración que me dan tus besos, odio en este momento la inspiración que me da tu recuerdo; aunque busque sin fin en la banalidad, vicios y deseos lujuriosos olvidar tu olvido, pero aunque por muy larga que sea, caigo en la tormenta de tus recuerdos, azotando el frágil muelle de mis sentimientos. 
Me miento, te miento ocultando tan idiotamente tus recuerdo y lo que siento.
Siento como poco a poco lo que me lleva una extrañarte me da vueltas y cada vez mas me esta venciendo.
De es simple, común, muy discreto, pero a pesar de todo eso con el pasar de más de 4 veranos, henos de dar cuenta lo puro y sincero que si es este amor tuyo como mio que en este momento tanto extraño y con un poco de tinta yo a ti te exp…

Poetizo.

Poetizo en ti, presencia nueva;  presencia cálida como la llegada a un nirvana; tu de mirada cósmica llena de estrellas, si de mirada estrellada que se enciende con cada sonrisa que disparan tus labios, labios tenues y gruesos como roble en primavera luego de un largo invierno. Espíritu libre lleno de ensueños, acogedor a cualquiera que llega a ti sin invitación alguna; tu de encanto introvertido que altivas a tus merodeadores, tu de sueños rotos por tropiezos, de tu corta y sencillamente complicada vida. A ti yo poetizo sin conocimiento profundo de tus ansias, a ti yo escribo queriendo llegar a lo profundo de tu ser, a ti; tu que caminas lucida sin bacilar, con quietud y  sencillez misteriosa, llena de tormentas y volcanes de emociones, a ti que en lo profundo y oscuro de tu ser tus secretos guardas. En ti poetizo.

continuar.

Es increíble el hecho de tu ser para alguien algo, el hecho de estar y nunca desistir, olvidar tu dolor, no olvidarlo, si no, pasarlo a segundo plano, para llevar el dolor de otra persona, al instante de no estar esa persona, tu si fuera ciego y te ofrecieran unos ojos bionicos para ver el mundo, no quisieras porque no quieres ver el mundo sin esa persona. Todo se ha vuelto solo más complicado. No es el hecho de que ya no este si no el recuerdo, el madurar para saber que no está, saber que el infinito que la quise fue pequeño, no fue un infinito grande si no uno, no pequeño si no, de mediana edad. Saber que aunque te duela, podrás seguir.

Al amor de mi vida.

Dime.

Dime si solo te enfrascas en los momentos triste o sigues recordando nuestra época más feliz. 

Dime si una mancha de café en la hoja arruinara nuestro cuento completo. 

Dime si el invierno que cubre de nieve el paisaje lograra ocultar las flores de las praderas, apaga la luz de nuestro camino. 

Dime si un tropiezo nos dejara tumbados al suelo, postrados ante el dolor o si nos volveremos a levantar. 

Dime si un poco de sombra ocultara nuestra inmensa luz. 
Dime…

Recuérdame.

Guarda en ti algo de mi, recuerdame cada día, recuerdame como un maldito o una persona excelente, recuerdame como un idiota o alguien que te dio todo de el, recuerdame como fui, no en quien me convertí, recuerdame de buena manera aunque por unos meses de un largo tiempo te hice llorar, no permitas que un mal recuerdo de mi dañe todas aquellas hermosas sonrisas que te hice sacar, recuerdame y viviré por siempre en ti, guarda un beso, guarda un abrazo, guarda una caricia, guarda un objeto, guarda lo que tu mas quieras, pero guarda algo de mi y en ti mi amor vivirá.

Miserable.

¡Que miserable vida vivo donde en ningún lugar veo luz!
Ni en el día y mucho menos durante la noche encuentro paz que me llene de quietud.
Si veo las estrellas quiebro, si veo las nubes rompo, se escucho la risa no siento ni cosquillas ¡Que deprimido estoy!
Ya ni sé que música escuchar, no sé que maldito libro leer, no sé ya con quien hablar solo deseo morir ya.
Escribo cualquier porquería,  cualquier maldito verso, cualquier maldito soneto, nada me llenara.
Sé que aun le importo a las personas, pero igual nada de lo que me digan me tranquilizara.
Me despierto y todo sigue igual, ni hablar de cuando duermo ¡já! todo seguirá igual; salgo y me divierto... Todo igual, me drogo y bebo, adivina... Todo igual.
Gracias a todos los que aun están conmigo, se que solo son 2 quizás 3; sé que aun me amas, sé que te preocupo, espero estar algún día bien por ti por ambos.
Como desearía tenerte aquí, darte un abrazo y tu me des uno a mí, darte un beso en la frente y que me digas que todo estará bien... Pero…

Enamorado

Estoy enamorado de tus ojos; De tu naricita; De tus pómulos; Estoy muy enamorado de tus labios; De tu cuello; De tu delgado cuerpo; De tus palabras; Estoy enamorado de todas tus personalidades, cuando esta triste, feliz, frustrada, nostálgica, estoy enamorada de todo eso; Estoy enamorado de tus celos, de tus peleas, de tus malcriadeces; Estoy enamorado de tu hermoso cabello; Estoy enamorado de tu piel; Estoy enamorado de tu sarcasmo y tus odiosidades; Estoy enamorado tus palabras cuando me quieres convencer de algo; Estoy enamorado de la forma en que me miras; Estoy enamorado de cómo me abrazas; Estoy enamorado de cómo me besas; Estoy enamorado de tu risa; Estoy enamorado de ti.

Luna Creciente

Miles; de ti.

Ahí estare.

Si me buscas enmedio de la noche,
ahí estaré siempre para protegerte,
cuando en la soledad te encuentres
piénsame, yo llegaré ahí siempre.

Te protegeré de todos tus miedos,
entregaré mis tardes para quererte
hipotecaré mis sueños para verte
seré para tí un príncipe azul.

No te sentirás sola ni decaída,
si estás conmigo, mi amor,
no sangrará más tu herida
solo tú y solo yo, solo nosotros dos.

Te entregaré mis sueños remotos
mis realidades distantes,
seremos dos buenos amantes
si tu me lo permites.

Ahí estaré para cobijar tus sueños
para hacer realidad tus anhelos
para permear de ánimos y amor
a todas esas ruinas y tormentos.

A ti joven musa.